Los drones y la seguridad. Urbisegur

Los drones y la seguridad

Por | Eventos, Seguridad, Urbisegur

Su origen

Es impresionante la cantidad de innovaciones y nuevos inventos procedentes de la industria militar. También lo es, ver cómo muchos de ellos son empleados finalmente por la sociedad civil.

El ejemplo más claro de esta situación la vemos en Internet. Da la sensación de que siempre lo hemos tenido, pero en realidad no es así. Fue creada con fines militares y su misión consistía en mantener vivas las comunicaciones en Estados Unidos en caso de guerra. Su nombre fue ARPANET.

Sin entrar a valorar el siniestro origen de muchos de los avances con los que contamos hoy en día, lo cierto es que cuando se incorporan al ámbito civil, sus beneficios son incuestionables.

Los drones

Tal es el caso de los drones.

Partieron como un invento militar con el fin de eliminar la presencia física en zonas de conflicto. Posteriormente y con el avance de la tecnología, se les fueron atribuyendo nuevas capacidades hasta llegar al día de hoy que, militarmente hablando, se han convirtiendo pieza fundamental de los ejércitos del aire de todo el mundo.

Y está a las puertas de ser una realidad en la sociedad civil. Pese a que su uso doméstico y de recreo está muy extendido, aún existen algunos inconvenientes para poder verlos operar en otros sectores empresariales para los cuales su utilidad sería indudable.

Uno de los usos que nos proponen es el de entrega y recepción de paquetería. En este aspecto, queda mucho por trabajar y existen serios inconvenientes legales para ello. En la mayoría de países avanzados se prohíbe que estas aeronaves realicen vuelos cargando paquetería. Por otro lado, existe una buena lista de siniestros con estos dispositivos que impiden su incorporación total al mercado.

Los drones y la seguridad

Los drones y la seguridad son dos conceptos muy ligados. De hecho, otro uso de estos dispositivos y que ya podemos considerar un presente, es en el ámbito de la seguridad y videovigilancia. El empleo de drones para estas labores está creciendo de forma exponencial y veremos grandes avances al respecto en próximas fechas.

Las fuerzas de seguridad de numerosos estados del mundo, tienen en marcha proyectos de vigilancia mediante drones. Las valoraciones extraídas son impresionantes. Los RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems), que es la denominación técnica del dron, más todo el conjunto de componentes y dispositivos necesarios para operarlo; podremos verlos en breve, siendo parte de la dotación de cualquier empresa de seguridad privada. Los drones y la seguridad parecen por tanto, parte de nuestro futuro inmediato.

No en vano, es impactante la versatilidad de los aparatos, su velocidad y el gran campo de visión que nos otorgan. Se convierten pues, en una solución inmejorable para efectuar servicios de vigilancia y protección en grandes espacios abiertos. De esta forma, podrían vigilarse urbanizaciones, fincas, grandes superficies, aparcamientos, polígonos industriales…

La dotación de los mismos, además se va viendo incrementada con otras tecnologías. Así, cuentan con cámaras de alta resolución, GPS (mediante el cual se pueden programar vuelos automáticos), cámaras infrarrojas de visión nocturna, reconocimiento de matrícula, reconocimiento facial, etc. Pueden convertirse, por razones lógicas, en los sustitutos de las cámaras de vigilancia fijas; por supuesto, en aquellos lugares donde sea posible.

Expodrónica

Ante el potencial de estas nuevas tecnologías las administraciones han comenzado a trabajar. Por ejemplo, en España, el Ministerio de Fomento ha puesto en marcha el Plan Estratégico para el desarrollo del sector civil de los drones 2018-2021; en el cual pretende promover la innovación tecnológica y desarrollo del sector.

Son los primeros pasos para que, mediante la innovación, se minimicen los riesgos e inconvenientes que aún tiene estos dispositivos. También para que se creen o adapten leyes, para poder ver operar estos increíbles aparatos en nuestra vida cotidiana.

Estos movimientos administrativos se complementan a nivel profesional con ferias en las que se muestran los avances de esta tecnología. También, sus posibilidades de implantación en el ámbito civil. Este es el caso de Expodrónica. Celebra su cuarta edición en Madrid los días 4 y 5 de julio y es la feria profesional de drones para uso civil. Por supuesto, entre otras muchas actividades y de otros ámbitos ajenos a la vigilancia; también se tratará el tema de los drones y la seguridad.

Si queréis información sobre este evento, aquí os dejamos el enlace de su Web.

cámaras de video vigilancia. Urbisegur

Video vigilancia: Cámaras

Por | Seguridad, Sistemas de seguridad, Urbisegur

Todo avanza

Huelga decir lo rápido que avanza todo.

Todo a nuestro alrededor evoluciona y cambia a una velocidad que casi ni nos damos cuenta. En todos los aspectos de la vida los cambios son significativos y gran parte de ello es debido a los grandes avances que se producen en cuanto a tecnología.

En el mundo de la seguridad privada y de la video vigilancia en concreto, no podía ser de otra forma. Al fin y al cabo, la vigilancia por vídeo está basada en la tecnología misma y cualquier avance en ésta, por defecto, repercute en la otra.

La video vigilancia actual se basa en CCTV (Circuitos Cerrados de Televisión). El sistema está compuesto de una o varias cámaras de vídeo, de carácter analógico, que están conectadas a uno o varios monitores.

Surgieron entonces las cámaras IP, poniendo según algunos expertos, muy difícil la continuidad de las cámaras analógicas en este tipo de sistemas de vigilancia. Pese a todo, ambos tipos de cámaras, tienen características no desdeñables y la utilización de una u otra han de ser estudiadas para el correcto desarrollo de una solución de CCTV.

Cámaras de video vigilancia analógicas

Este tipo de cámara recoge la imagen mediante un sensor CCD (Charge Coupled Device). Posteriormente se digitaliza, pero antes de remitir las imágenes, las convierte de nuevo en analógicas y las remite a un monitor o grabador.

Carecen, por su carácter analógico, de las capacidades que otro tipo de cámaras nos brindan, como la detección de movimiento. Hoy en día y mediante un servidor de vídeo o un grabador DVR (Digital Video Recorder), es posible la difusión de sus imágenes por internet y por tanto la recepción y grabación de las mismas en centrales receptoras de alarmas, como la nuestra.

La calidad del vídeo que nos ofrecen estas cámaras de video vigilancia es alta y cumplen de forma excelente en condiciones de baja visibilidad.

El cableado que utiliza es de tipo coaxial. Permite mediante convertidores, la recepción de imágenes de calidad a grandes distancias.

Su seguridad es baja. La señal puede ser interceptada por cualquiera que tenga acceso a la infraestructura de cableado.

No requieren de ningún tipo de mantenimiento, software, administración o programación. Una vez conectadas, no requieren más configuraciones que las básicas de orientación y enfoque.

Cámaras de video vigilancia IP

Emplean sensores CCD o CMOS (Complementary Metal Oxide Semiconductor), indiferentemente. La señal se transforma a digital mediante un conversor analógico. Posteriormente, se comprime internamente, codifica y remite por medio de protocolos IP. Este último punto posible ya que están equipadas de servidor web integrado.

Las cámaras IP pueden capturar imágenes de alta resolución, pero tienen problemas en condiciones de baja iluminación.

Utilizan el cableado de red existente para la transmisión del vídeo o pueden hacerlo de forma inalámbrica. Están limitadas en cuanto a distancia de transmisión a lo que los estándares de red permitan.

En cuanto a la seguridad, la transmisión de estas cámaras puede ser encriptada y difícil de interceptar; por su contra, la red está sujeta a la infección de virus y otros ataques que la pueden hacer vulnerable.

Requieren de ciertos conocimientos sobre gestión y administración de infraestructuras de red. Precisan de una configuración inicial y un posterior mantenimiento y supervisión.

Se trata de dispositivos “inteligentes” que cuentan con numerosas funciones integradas en la misma cámara: alarma, detección de movimiento, etc.

——

Como hemos visto, la implantación de un sistema de video vigilancia mediante CCTV, requiere un estudio previo con el cual determinar qué sistema es el que mejor se adapta a nuestras necesidades.

En cualquier caso, lo más recomendable es que te comuniques con Urbisergur. Te asesorarán de forma clara cuales son las mejores opciones para la video vigilancia de tu comercio, local o vivienda.