Sentirse seguro. Urbisegur

Sentirse seguro

By | Seguridad, Urbisegur

Seguridad como principio vital

Si bien la seguridad la entendemos como un bien físico, en realidad es algo intangible. No es mensurable, ni está estipulado en ningún manual o norma; se trata, al fin, de una situación personal de tranquilidad y sosiego.

Cada cual tiene su baremo al respecto: Una persona puede adoptar todo tipo de medidas para conseguirla y aun así no lograr jamás dicha meta; mientras que otro tipo de persona, puede pasear por la calle desnuda y sentirse segura.

Nos gusta vivir libres y exentos de riesgo. Nos agrada, y debe ser así, sentir confianza, certeza, ausencia de dudas y mantenernos alejados de todo peligro. Sentirse seguro es una necesidad; no en vano, el miedo es uno de los peores sentimientos que puede albergar un ser humano.

Seguridad de bienes

Más allá de ese concepto a nivel personal, vivimos en un mundo en el cual disponemos de bienes y propiedades, que entendemos como parte de nosotros y que deseamos que sean respetadas. Utópicamente, no debiera ser necesario ningún protocolo de seguridad para la salvaguarda de bienes e inmuebles. Utópicamente…

La inseguridad subyace latente en cualquier rincón de nuestra sociedad. Lamentablemente, es tal la magnitud de la misma que los cuerpos de seguridad del estado no son capaces de atender con antelación la comisión de un delito. De hecho, se hace uso de ellos una vez cometido el mismo.

Prevención, prevención y más prevención para Sentirse seguro

Así es. Hemos de disponer del conjunto de medidas y herramientas que nos permitan anticiparnos al hecho delictivo. Por ello, precisamos de sistemas de seguridad y servicios de vigilancia que nos permitan mantener intactos nuestros bienes y conservar ese estado de armonía, paz y tranquilidad que todos ansiamos y que llamamos seguridad.

Como rezaba una bonita cancioncilla de un antiguo anuncio televisivo, de cuyo nombre no me acuerdo y además, tampoco quiero hacerlo:

Me siento seguro.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR